OPP 51 

Las Organizaciones de Productores Pesqueros son los interlocutores válidos entre las distintas Administraciones pesqueras  y el Sector Pesquero propiamente dicho. La OPP51 (Organización de Productores Pesqueros de Almadrabas) es una Asociación entre cuyos fines se encuentra el garantizar el ejercicio racional y sostenible de la pesca con arte de Almadraba, al igual que hacer cumplir el Reglamento Comunitario nº2371/2002 sobre la conservación y la explotación sostenible de los Recursos pesqueros en virtud de la Política Pesquera Común (PPC).

3000 años de historia

Con la llegada de los fenicios a las costas atlánticas del estrecho, comienza una industria pesquera
que se mantiene hasta nuestros días.

1000 a.c

Hace más de tres mil años, la costa atlántica del estrecho gaditano, fue elegida por los fenicios para instalar sus factorías, fundando ciudades como Gadir, Lixus, Puerto de Menesteo, etc., desde donde establecieron contactos con las poblaciones autóctonas. Fueron pioneros en la industrialización de la pesca.

Periodo Romano

Durante el asentamiento romano, el comercio pesquero con la bahía de Cádiz se incrementa, y se amplían las zonas de caladero al norte de África.

Ocupación árabe

De los siglos de ocupación árabe de Al- Andalus, no se mantienen registro sobre la captura del atún, pero multitud de términos que se utilizan actualmente en este arte, como la propia “Almadraba”, proceden de la cultura árabe. Por lo que podemos presumir que se continuó ejerciendo la pesca de túnidos.

El Ducado de Medina Sidonia

Tras la reconquista, la explotación de las Almadrabas cae en manos de los Duques de Medina Sidonia, que, debido a la inseguridad en las zonas costeras tras el conflicto con los árabes, se ven obligados a emplear a gentes de Sevilla, o Córdoba, en su mayoría delincuentes y maleantes. La prosperidad de la casa Medina Sidonia se

La revolución industrial

A inicios del S.XX, la importancia de la pesca almadrabera alcanzas cotas máximas. En 1928 se establece el Consorcio Nacional Almadrabero, resultado de la unión de las empresas almadraberas andaluzas, que como sus predecesores los Duques de Medina Sidoni, construyeron y gestionaron poblados almadraberos, tanto para la captura del atún, como para gestionar las industrias paralelas,

La recuperación

En 1980, gracias a inversores privados, y un esfuerzo por ampliar el mercado, iniciando una próspera comercialización en Japón, las almadrabas comienzan a funcionar nuevamente.

En la actualidad

Actualmente las almadrabas que permanecen activas, Conil, Barbate, Zahara y Tarifan, proporcionan empleo estable de forma directa a 500 trabajadores e indirectamente a 200. El futuro de la misma está en un precario equilibrio que se ve amenazado por la pesca incontrolada en el Maditerráneo, y el uso de tecnología para la localización de cardúmenes.

Thunnus Thynnus, atún rojo.

Tesoro del océano que recoge el laberinto de redes de las costas atlánticas gaditanas, haciendo
honor a la tradición de nuestros ancestros.

A.S.A.S.E.

Atún Salvaje de Almadraba del Sur de España

Desde los inicios de la captura del atún en las costas atlánticas gaditanas, la calidad de las piezas obtenidas ha sido extraordinaria, y con unas características únicas. La OPP51 ha trabajado para que se reconozca esa singularidad, consiguiendo en el 2005 la creación de la Marca de Calidad Certificada “Atún Salvaje de Almadraba del Sur de España” A.S.A.S.E. Esta marca distingue el atún procedente de las almadrabas de los producidos mediante otras técnicas y artes de pesca.

¿Qué distingue a nuestros atunes?

  • Perfecta sincronización de espacio y tiempo

    En su proceso migratorio los atunes pasan por las almadrabas, justo en el periodo donde el equilibrio de sus grasas y su estado general, son óptimos

  • Salvaje

    El atún ha nadado libremente por aguas abiertas, con un mínimo contenido de contaminación, alimentándose de manera natural y variada. En contraposición, los atunes rojos de granja tienen una alimentación poco variada y una limitación en los movimiento.

  • Diligencia en el procesado

    La cercanía de la almadraba a la costa, y a la planta de procesado (FRIALBA) permite que en 30 min. el atún pase de la almadraba a manos del experto ronqueador, capaz de despiezar cada corte en escasos minutos.

  • El frío como aliado

    Desde la conservación en agua-hielo, en el momento de la captura, hasta su rápido procesado en las cercanas instalaciones de Frialba en la costa, el tiempo transcurrido es mínimo, asegurando el perfecto estado del atún. Gracias a la ultracongelación a -60º, el atún que no se dedica al consumo inmediato, permanece inalterable para su comercialización durante todo el año.