El subdelegado del Gobierno, José Pacheco, junto a Diego Crespo, presidente de la OPP51, en las instalaciones de Frialba en el Puerto de Barbate.

En visita a Barbate, Pacheco subrayó cómo esta pesquería es una de las más responsables y controladas a nivel global.

Coincidiendo con el final de la temporada de pesca de atún rojo salvaje de almadraba, el subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, mantuvo un encuentro con el presidente de la OPP51, Diego Crespo, el pasado 27 de mayo.

En su visita a Barbate, el subdelegado agradeció el compromiso y labor del sector almadrabero a nivel provincial y nacional, y pudo ver cómo es el trabajo en el Puerto de Barbate del atún recién capturado en las almadrabas asociadas a la OPP51 (Zahara de los Atunes, Conil y Tarifa).

En nota de prensa, la subdelegación de Gobierno subrayó la riqueza económica y laboral de la actividad almadrabera, y no solo en la pesca, sino en otros sectores implicados como son la industria procesadora, congeladora y comercializadora del atún rojo.

Además, recalcó “los beneficios que también alcanzan al sector turístico, que aprovecha la creciente popularidad del producto como reclamo gastronómico y lúdico relacionado con el atún”.

Durante su visita, Pacheco también acudió a la la patrulla ‘Guadalete’, del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, cuya tripulación actúa como buque de inspección durante la campaña de pesca del atún rojo en las almadrabas gaditanas.

“Someten a vigilancia el 100% de las operaciones que se realizan en esta pesquería”, indicó, por ello esta actividad es “una de las más responsables y controladas a nivel global”.