La Organización de Productores Pesqueros de Almadraba (OPP51) ha decidido unirse en la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (FAAPE) y, por tanto, en la Confederación Española de Pesca (CEPESCA), de la que la federación andaluza forma parte.

Con esta decisión se reforzará la defensa de los intereses de nuestras almadrabas asociadas (Zahara de los Atunes, Conil y Tarifa), además de promover el conocimiento de la pesca trimilenaria, sostenible y responsable del atún rojo salvaje de almadraba en el litoral gaditano.

Sector creador de empleo

La OPP51 se constituyó en el año 2000 y tiene su sede social en Barbate (Cádiz) y una oficina en Sevilla. En la actualidad integra a tres empresas que operan las almadrabas de los municipios gaditanos de Conil de la Frontera, Zahara de los Atunes y Tarifa, una actividad que proporciona empleo estable de forma directa a más de 500 trabajadores.

Desde su creación, la OPP-51 promueve la pesca sostenible del atún rojo (Thunnus thynnus) haciendo uso del arte de la almadraba. Se trata de un sistema respetuoso con el medio marino de redes fijas situadas junto a las costas gaditanas y que proporciona un alto nivel de selectividad. Además, su diseño asegura la captura de atún que ya ha alcanzado la madurez y que ha cumplido con el ciclo reproductivo, contribuyendo de este modo al mantenimiento del buen estado de la especie.

Durante sus 21 años de historia, la OPP-51 obtuvo la marca de Calidad Certificada de la Junta de Andalucía “Atún Salvaje de Almadraba del Sur de España” (ASASE), en 2005, que distingue el atún rojo procedente de las almadrabas de otros capturados con otras técnicas y artes de pesca.

La almadraba es seña de identidad de la provincia de Cádiz”

La integración de la OPP51 coincide también con la unión de la Organización de Productores Pesqueros de Motril (OPP-85) a Cepesca.

Según Javier Garat, secretario general de Cepesca, “es una satisfacción dar la bienvenida a Cepesca a dos OOPP con tanta historia y proyección de futuro. La unión del sector pesquero–añade Garat–, es fundamental para asegurar el reconocimiento y la defensa de nuestra actividad que, a pesar de ser claramente esencial, no siempre es tratada como tal a nivel político”.

Según el presidente de la OPP-51, Diego Crespo, “la almadraba es un arte de pesca singular, único y es seña de identidad de la provincia de Cádiz, de Andalucía y de España”. “En un momento como el actual, en el que todavía seguimos sufriendo el impacto de la crisis de la Covid-19 y ante acontecimientos de los que depende directamente nuestra actividad, como la futura reunión de la Comisión Internacional para la Conversación del Atún Atlántico (ICCAT) tras su suspensión el pasado año; debemos redoblar nuestros esfuerzos para asegurar que las instituciones públicas, las ONG y los consumidores reconozcan nuestro trabajo y nuestro compromiso con la sostenibilidad y con la protección del medio marino”.